Share on facebook
Share on whatsapp
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Guia para Curarse con la mente 2020

Curarse con la mente es la única opción cuando quieres experimentar un milagro para ti o para alguien cercano.

Aprenderás la mejor información para usar tu poder interior para lograr la sanación que buscas.

Saber como curarse con la mente, es posible.

¿Por qué buscar la cura en la mente?

A veces los doctores nos entregan ‘’malas noticias’’ como: te quedan solo unos años de vida, tienes cáncer irreversible, para eso no hay cura.

¿Que haces frente a una noticia como esa?

¿Le crees a tu doctor o prefieres encontrar una oportunidad, una forma de encontrar una segunda opinión que diga que tienes esperanza o que estás libre de problemas?

Existen muchos casos de miles de personas que afirman que su doctor les dijo que les quedaba solo unos días de vida a lo que estas personas no prestaron atención y programaron su mente para vivir, y lo hicieron.

Muchos aprendieron como curarse a si mismos e incluso aprendieron a curar el cáncer con la mente.

¿Pero como sanar tu cuerpo?

Si tú o alguien cercano se encuentra en esta situación, tienes que saber que vivimos en un mundo de milagros donde existe solución para todo.

Incluso para milagrosamente o con tu mente curar una enfermedad.

curarse con la mente

¿Es posible curarse con la mente?

Tu mente puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo.

Tu mente puede ayudarte a crear el milagro que buscas.

Solo tienes que buscar en Internet y encontrarás miles de casos asombrosos.

En este mismo momento miles de personas están usando formas alternativas para curarse de enfermedades terminales, y adivina que, muchas de ellas están logrando los resultados que quieren.

Claro, es posible que existan más casos en los que no se ha dado el milagro, pero esto no tiene que desmotivarte.

Tú puedes ser una de las personas que logra programar su mente, su cuerpo y toda su energía para ser sano, para crear un milagro.

Incluso podrías aprender como curar con la mente a otra persona

Creer es el poder que mueve el mundo

Mira todo lo existe en este planeta, todas las cosas que existen, todas las cosas que han sido creadas por el hombre.

Alguien primero la albergó en su pensamiento.

Primero solo estuvieron en la mente de alguien.

Luego se formó una idea en la mente de alguien para que esta se convirtiera en realidad.

Hasta ahí solo fue una idea con una forma de llevarla a cabo.

En este momento existen 2 posibilidades:

  1. Si se cree que es posible hacer realidad esta idea y se lleva a cabo
  2. No se cree y se disuelve para que la lleve a cabo por otro hombre capaz de creer que es posible.

Esta es la forma en función a este universo.

Este es el poder detrás de todas las cosas.

Es necesario saber que lo que separa un resultado del otro es simplemente creer que puedes lograrlo.

El poder mental está en creer.

Creer es la clave.

Sana tu cuerpo con el poder de tu mente

El efecto Placebo

Sabías que muchos doctores desde siempre le han dado a sus pacientes una pastilla para curar alguna enfermedad, pero en realidad esta pastilla es solo una masa de azúcar.

Los pacientes toman esta píldora y el simple hecho de ‘’creer’’ que la pastilla funcionará porque el doctor la dio, o porque el medico dijo con confianza que sería suficiente, funciona, son sanos.

La persona se cura de su enfermedad, pero en realidad el doctor solo le dio al paciente una píldora de azúcar, nada más.

Y entonces ¿qué fue lo que curó al paciente de su enfermedad?

El creer en que la pastilla funcionaria.

Creer que sería sano.

¿Fantástico cierto?

Si, pero entonces, si es posible curarse con la mente la pregunta que sigue es esta:

¿Por qué existen las muertes, por que alguien no domina su mente hasta vivir por siempre libre de enfermedades?

Es posible que la respuesta sea, porque en un momento las personas se rinden, se cansan o ya no tienen un propósito para estar aquí.

O es posible que sea porque simplemente en algunas ocasiones no tenemos el control.

Pero eso no te debe desanimar.

Lo que debes asegurarte es de usar todas tus habilidades, todas las herramientas a la mano para llevar el propósito a cabo lo que quieres lograr, curarte.

Sanar tu cuerpo con la mente es posible.

Los milagros religiosos

Seguramente habrás contemplado la posibilidad de ir a una iglesia a que el milagrito suceda.

Nadie te está culpando por eso, cuando no existen puertas hay que inventarlas de alguna manera.

Miles de personas visitan iglesias y centros religiosos en todo el mundo en busca de un milagro, en busca de una cura para su enfermedad.

Todos hemos visto programas donde se ve a un pastor mostrando su poder ante las cámaras lanzando personas al piso.

Esta práctica se ha vuelto muy común. Los pastores llaman a las personas al frente mientras 2 hombres se paran atrás del paciente, luego el pastor toca (empuja) a la persona liberando su poder mientras esta cae hacia atrás, siendo sostenida por dos hombres de negro.

Si no has visto algo como esto puedes buscar en Google ‘’pastor haciendo milagros’’

No me estoy burlando de esto en realidad, solo expongo una práctica muy común en las iglesias protestantes del mundo occidental.

Pero lo que quiero explicarte es en realidad aparte de todo ese show, muchas veces suceden milagros en realidad y las personas son sanadas.

Personas dejan las sillas de ruedas, se curan mágicamente de enfermedades terminales y lo creas o no son sanados a veces de toda enfermedad que te puedas imaginar.

Pero a veces no.

Pero aquí está el punto. Estás sanaciones suceden en todas las religiones, en todas partes del mundo.

Personas creen en diferentes dioses y le atribuyen el milagro.

¿que te dice esto?

¿Que existen muchos dioses en el planeta en diferentes culturas listos para sanar?

No.

Lo que quiere decir es que las personas a las que les suceden estos milagros, son personas que han ejercido su poder, el poder de creer.

Estas personas en diferentes partes del planeta rezando a diferentes dioses, incluso al mismo diablo, obtienen su milagro porque creen en su mente y con su corazón.

Ojo. No estoy diciendo que no exista un Dios, un creador de todo lo que ves, un diseñador de la vida con el poder para hacer posible una sanación o todo lo que puedas imaginar.

En realidad él existe, claro que si. Este juego de la vida está diseñado de una forma maravillosa y en realidad nosotros somo hechos a su imagen y semejanza y tenemos poder de elegir el bien o el mal.

Pero también somos creados con la capacidad de ejercer el poder que mueve el mundo.

¡Creer!

El efecto placebo.

Mientras estemos en esta tierra, creer es el poder que tenemos para crear, para vivir y para ser sanos.

Incluso este poder es ejercido en su máximo en el momento que dejamos este cuerpo, fuera de esta tierra. ¿crees que te espera un cielo?

Si creer es la clave, esa es la pregunta del millón, ya que tiene una respuesta eterna.

Ok pero volvamos a la tierra.

Pero entonces si creer es la solución al final, la pregunta seria ¿como aumentar la fe?

Mi experiencia de sanación

curarse con la mente

En el año 2007 me encontraba en la ciudad de Miami, había conseguido un nuevo trabajo y unos días después conocí un compañero de trabajo de Turquía.

Unos dos días después me presento 2 amigos del mismo país, estos 3 turcos me dijeron que al siguiente día viajarán a Las Vegas a buscar una nueva vida en esa ciudad.

Me preguntaron si quería ir con ellos.

Yo acababa de llegar a Miami y recién me sentía cómodo, pero la idea de ir un lugar nuevo me llamó la atención.

Les respondí que si encontraba puesto en el mismo vuelo iría con ellos.

Resulte comprando el ticket.

Ese viernes me fui de fiesta a una disco de música electrónica, en la mañana al salir y sin dormir fuimos con unos amigos a la playa.

Eran las 11 de la mañana y el vuelo salia en 2 horas, a la 1PM.

Recuerdo estar en el agua mirando el cielo, preguntándome si debía ir a esa ciudad dejando tirado el carro y las comodidades que tenía para ir a las vegas con unas personas que apenas conocía.

O si mejor me quedaba cómodo en Miami con el sol y la playa.

Me decidí y le dije a una amiga que me llevara al aeropuerto, ya era muy tarde y había opciones de perder el vuelo.

Recogí mis cosas en el apartamento rápidamente y llegamos al aeropuerto, donde desde el carro se veían ellos con afán en dirección a la puerta de embarque.

Al fin alcance a tomar el vuelo con ellos.

Llegamos a las vegas a un apartamento que se había rentado por un mes.

Te cuento esta historia, porque aún para mí fue extraño este momento, yo no sabia porque había tomado esa decisión de ir hasta allá.

Recuerdo hablar con mi novia en ese tiempo cuestionando el por que estaba en ese lugar.

Llevábamos una semana en la ciudad y nos fuimos dando cuenta que en realidad Las Vegas es un desierto.

En ese sitio no existe nada que no sea vida nocturna, casinos, alcohol y drogas.

La cuestión es que no encontramos ninguna oportunidad para hacer algo allá aparte de visitar todas las noches la calle principal The Strip, la calle que muestran en las películas donde se ven los casinos.

El momento

curarse con la mente

Un día estábamos en el casino MGM, 2 de los amigos turcos y yo, nos encontrábamos atravesando las máquinas de monedas.

De pronto un señor de unos 50 años cae al piso desde un puesto en las máquinas de monedas.

En el piso comienza a convulsionar como si tuviera un paro cardíaco

Todos los peatones que iban en ese lugar pararon a ver el incidente.

Mis amigos y yo nos quedamos viendo al señor como poco a poco se iba quedando sin aire.

Otro señor en los 50tas de pelo blanco, el cual estaba sentado en la máquina de al lado, al ver que su amigo cae al piso intenta ayudarlo desesperadamente.

El señor ve como su amigo, el cual poco a poco se va, dejando de respirar.

Toma a su amigo y lo levanta dejándolo caer a ver si reacciona y comienza a gritar ‘’Somebody help me’’ ‘’alguien ayúdeme’’.

Nadie lo ayuda.

Todas las personas del pasillo, muchos con un cóctel o jugo en la mano miran al señor pero nadie se impulsa al frente a ayudar.

El señor en el piso parece haber dejado de respirar completamente.

Su amigo de pelo blanco se desespera aun mas y levantando y azotando a su amigo para que despierte mientras grita ‘’que alguien me ayude’’.

Mis amigos y yo nos encontramos viendo el espectáculo a unos 5 o 7 metros, hay más personas de espectadores como nosotros observando cómo el señor en el piso se va de este mundo al parecer.

Mientras su amigo se desespera aun mas gritando con todas sus fuerzas y mucha rabia al ver que nadie le daba una mano después de tanto pedir auxilio…

Yo pienso dentro de mí ‘’si ese señor me llama, yo voy’’

Justo en ese momento mientras el señor gritaba ‘’alguien ayúdeme’’, el señor se voltea y me apunta con el dedo gritando con fuerza ‘’you help me’’ (Tu ayúdame).

En ese momento todos los espectadores voltean a mirarme mientras doy un paso al frente y me dirijo a ayudarlo.

Mientras voy caminando hacia el frente voy preguntándome ‘’¿que necesita el señor que está en el piso, el cual ya parece muerto?’’

‘’Respirar’’ me dije a mi mismo.

Cuando llegue a él me agacho en el piso, tomó al señor de frente con las dos manos de la cabeza y le digo en voz alta y con fuerza… ‘’Sr. in the name of Jesus, BREATHE’’ (señor en el nombre de Jesús, RESPIRE)

En ese momento el señor que parecía muerto y sin dar una muestra de vida, comienza inhalar aire por su nariz con todas sus fuerzas, mientras tiene los ojos cerrados.

Para mi es sorprendente lo que está sucediendo y me quedo mirando como respira sin fin.

Pero el señor no exhala el aire, y sigue con los ojos cerrados.

En ese momento la gente alrededor ya está haciendo un circulo al rededor mio.

Y yo vuelvo y le digo al señor aun más fuerte ‘’sr, in the name of Jesus, breathe’’ (señor, en el nombre de Jesús respire)

El hombre en mis manos inhaló de nuevo con todas sus fuerzas, pero esta vez exhalo continuando con su respiración normal.

Y le decía en ese momento mientras el caballero recuperaba la consciencia ‘’señor, todo está bien, todo va a estar bien’’

Justo en ese momento llegaron unos paramédicos a la escena empujándome hacia atrás mientras yo quede fuera del círculo de espectadores.

Cuando me pare, intente ver en medio de la gente como seguía el señor que parecía haber vuelto a la vida.

curarse con la mente

Yo me encontraba realmente emocionado de la experiencia y buscaba en la cara de las personas presentes alguna mirada de asombro como la mía, que dijera algo como ‘’buena esa!’’.

Pero nunca la hallé. Parecía como si el evento nunca hubiera ocurrido.

Me voltee hacia mis nuevos amigos de Turquía y dije ‘’Hey man, ¿did you see? in the name of Jesus’’ (hey, viste eso?, en el nombre de Jesús)

La reacción de ellos fue muy simple ‘’ah, sí’’. sin nada de asombro.

Los Turcos eran musulmanes, entonces no deben querer sentir asombro en el evento que experimentaron.

Fue como si todo lo que ocurrió fuera solo para y para el señor presente.

Crea un propósito de vida

Esto es lo primero que quieres tener claro si quieres continuar con vigor y siendo útil en este planeta.

Tu tienes justo lo que necesitas para lograr el propósito que debes completar. Sanar con la mente es posible.

Sabías que estudio tras estudio muestran que las personas al retirarse crean su muerte.

Si. Las personas cuando logran retirarse están más propensas a morir.

Te habrás dado cuenta que esto sucede porque ya no tienen más que hacer, ya no son más útiles, o al menos no se sienten más útiles, creen que ya terminaron su ciclo, por lo tanto tienden a morir.

¿Que quiere decir esto?

Que entonces el tener un propósito, algo grande qué hacer en este planeta, funcionara exactamente al revés.

Te dará más tiempo de vida, más tiempo para estar sano dependiendo de la tarea que debas llevar a cabo.

Encontrar un propósito y trabajar en él puede añadir años a tu vida.

Encuentra una forma de ser útil a los demás, encuentra algo grande por hacer.

Encontrar un propósito de vida puede ser la cura de como sanar la mente y el alma

Involucra tu corazón para ser sano.

Muchas personas buscan como vencer una enfermedad y auto curarse con la mente, ya que pueden pensar que la mente puede curar todo pero…

A veces tu mente no es suficiente.

Tu puedes programar tu mente para producir pensamientos de sanidad, pero en realidad no funcionaran si no sientes que funcionaran.

Seguramente has escuchado que muchas personas practican recitar afirmaciones para manifestar lo que quieren, pero el secreto mas poderoso esta en las emociones que se tienen en el momento de recitar estas afirmaciones.

Tu puedes decir soy millonario, soy millonario, pero tu cuerpo te puede respaldar con las emociones o no.

Todo en este mundo es energía y tus emociones son tu mejor forma de expresar energía, ya que no solo estás activando tu interior si no todo tu cuerpo.

Las afirmaciones sirven, absolutamente, pero solo hasta el punto en que comiences a sentir que lo que afirman serán o son realidad.

¿Creer es el poder realmente cierto?

Lo que quieres creer en este caso es que eres sano, que estás siendo curado.

Las afirmaciones pueden condicionar tu mente por medio de la repetición para que creas que eres sano, pero tu manera de darte cuenta si lo crees o no, es depende de lo que sientes.

Depende de tus emociones.

Tus emociones son la prueba de si lo crees o no, y aquí es donde entra poner a rodar tu corazón.

Lo que quieres realizar debe ser tan emocionante y necesario que todo tu corazón se lance a obtenerlo y no exista nada que lo detenga.

Práctica la Meditación

Según lo hemos visto, el poder está en creer, el poder está en tu mente para recibir sanidad.

Meditación es una practica con muchos casos de éxito para saber como sanarse con la mente

Es por eso que la meditación es una herramienta que te ayudará a tener dominio mental, pero no solo eso, sino que la meditación ha ayudado a miles de personas a nivel mundial a tener recibir sanación incluso inmediata durante una sesión de meditación.

El Doctor Joe Dispenza es uno de los personajes más involucrados en esta actividad, ayudando cientos o miles de pacientes a recibir sanación por medio de la meditación.

La idea que el Doctor Joe expone es que el mejor momento para recibir sanación y lograr resultados es cuando se alcanza durante la meditación un estado en el que pierdes totalmente tu identidad, mientras te enfocas totalmente en la energía que da vida, convirtiéndote en uno con ella.

¿Y como logras esto?

curarse con la mente

siéntate en un lugar tranquilo, puedes escuchar música suave para evitar las distracciones que puedas tener.

Concéntrate primero en tu respiración unos minutos, luego siente tu corazón, intenta sentir los latidos.

Si tienes pensamientos o preocupaciones intenta volver a enfocarte en la respiración, vuelve a enfocarte en los latidos de tu corazón.

Ahora puedes enfocar tu atención en la energía que te da la vida.

Puedes sentirla recorriendo todo tu cuerpo.

Sanando cada partícula de tu cuerpo, llenando cada célula con nueva vida.

Práctica un estado de Gratitud

Estar en un estado de agradecimiento es totalmente contrario a tener miedo.

Separa tiempo cada día, preferiblemente en las mañanas para, enfocar tu atención en las cosas y experiencias por las que estás agradecido.

Tu salud, alguien de tu familia, las experiencias que has vivido, lo que sea, pero solo intenta agradecer hasta encontrarte en un estado de agradecimiento.

Procura mantener en ese estado todo el día.

Parece simple pero en realidad un estado de agradecimiento es una sensación fuera de estrés el cual está comprobado como es el causante de infinidad de problemas de salud.

Un estado de agradecimiento por el cuerpo que tienes pondrá tu cuerpo en modo de reparación.

Seguramente has visto de los experimentos que se han hecho con moléculas de agua, las hermosas formas que toman estas moléculas cuando se tienen pensamientos positivos y halagadores acerca de ellas.

Lo contrario pasa con los pensamientos negativos sobre estas moléculas de agua, en tal caso toman formas muy feas. Solo con los pensamientos.

Ahora imagina lo que haces a tu cuerpo el cual es en gran porcentaje agua, cuando entras en un estado de gratitud por el mismo.

Visualización para curarse

En lo que dirijas tu atención es lo que conseguirás.

Separa tiempo para visualizarte totalmente sano, intenta sentir como si fuera realidad. Tu mente no sabrá la diferencia.

Cierra los ojos y visualiza tu cuerpo siendo sanado en el momento, imagina lo que estarás haciendo en un mes, en un año, en 10 años.

Imagínate con vigor, crea una realidad en tu mente e intenta mantener ese sentimiento el resto del dia.

Pídele al creador

Puede que tu creas en dios o no, pero cuando buscas cómo sanarse con la mente es necesario usar todas las estrategias, encuentra poder en el diseñador de la vida.

Esa energía, la cual te trajo a este mundo tiene poder para sanarte.

Puedes hacer una oración pequeña, pero con mucha intención y confianza de que recibirás la sanidad que quieres y sigue tu dia como si ya la has tenido.

Una vez hayas hecho la oración, lo mejor es simplemente hacer de cuenta que ya tienes lo que has pedido, entonces lo mejor es que cuando ores acerca de tu sanación, simplemente agradece por que ya te dio, porque ya la tienes.

Ah… y otra cosa, antes de conectarte con tu creador en una oración, perdona a cualquiera que te haya hecho daño, en tu mente, en tu corazón, rápidamente.

Conclusión

Tu mente en realidad puede darte la sanación que necesitas, pero lo mejor cuando quieres lograr milagros es usar todas las herramientas que tienes a tu disposición.

  • Ten un propósito grande
  • Practica la meditación
  • Involucra tu corazón
  • Activa un estado de agradecimiento
  • Utiliza la visualización
  • No juegues solo

 

Anécdota: Una vez iba en mi moto grande tipo Harley Davidson camino a comprar un tiquete de avión Cali – Bogotá a las 6 pm antes que cerraran la agencia.

Por andar con afanes en un momento acelere mucho, justo un carro frenó al frente mio.

Me golpee fuerte con el carro en la pierna, salí volando y la moto me cayó encima

Las personas que había en el lugar hicieron una rueda al rededor mio, diciendo que no me movieran.

[[no lo muevan, no lo muevan» gritaban las personas en el semáforo

Recuerdo revisarme, darme cuenta que no tenia ningún hueso roto, levantar mi moto la cual no había sufrido mayor daño, y salir de aquel lugar.

Unas calles más adelante pare a checarme bien y me di cuenta que me dolía mucho una rodilla.

Tome la moto y maneje hasta mi casa, para cuando llegue tenia la pierna muy hinchada.

El dolor en la rodilla me duro algo así como 3 meses.

No pude hacer deporte por ese tiempo.

Pero cuando sentí que podía volver al gimnasio, me monte en la trotadora y vi que me dolía mucho la rodilla entonces hice otros ejercicios que no involucran las piernas.

Unos días después quise revisar si podía trotar de alguna manera.

Empecé a trotar mientras me dolía mucho con cada paso.

Pero estaba decidido a seguir corriendo en la maquina así fuera con el dolor.

La meta era correr 30 minutos, pero cuando llevaba 15 minutos me fui en el pensamiento a otro lado.

Pero cuando volví en sí, me di cuenta que la rodilla ya no me estaba doliendo.

Pero justo cuando mi atención se centró en la rodilla, volví a sentir dolor.

Mientras corría me di cuenta que mientras estaba pensando en otra cosa el dolor se había desvanecido.

En ese momento mientras seguía corriendo desvía mi atención a otro pensamiento que no fuera la rodilla, y dejó de doler otra vez.

Me di cuenta de que si me enfocaba en lo que sentía en la rodilla, experimenta el dolor, pero si desviaba mi atención a otra cosa el dolor desaparecía.

Esto cambió mi vida para siempre en cuanto al dolor y la curación de una extremidad de mi cuerpo.

Ponlo en practica tu también.

Enfoca tu atención en ser sano.

Sanar con la mente es posible.

Comparte!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email
Andrew Seven

Andrew Seven

Hola! Cree este blog para exponer ideas e informacion que nos ayude a vivir experiencias increíbles y sacar el maximo. No te conformes con una vida normal, crea Impacto!